Apr 29, 2017
Home Curriculum

Imagine if it weren’t just kids who, by law, had to attend school, but also grandparents. That is a proposal under debate in Nordic countries, where officials are considering a plan that would mandate adult education in later life.

In the 21st-century economy, few people can get through life on just the education they received when they were young, argues Poul Nielson, the Danish lawmaker who proposed the idea.

“In order to live with the technical changes that go on and on, human beings have to be better educated,” he said. “It’s not enough to simply be satisfied that we have educated people until they grow up and get a job and then leave the rest to the employers and the employees. Too many never really get a second lift in their capacities.”

For example, he said, no matter how well an electrician mastered skills learned thirty years ago, those skills are probably not adequate to handle the systems in place now.

This month the Nordic Council, the intergovernmental body for cooperation in the region, is set to discuss Nielson’s proposal, which appeared in a report last summeron the future of work in Denmark, Sweden, Norway, Finland, Iceland, Greenland, and the Aaland and Faroe islands.

The report, “Working Life in the Nordic Region,” does not provide details on how the idea would be implemented. It calls for the nations to collaborate on adult education pilot projects. But in Scandinavia, the concept is already in force on a smaller scale. “In Denmark, the metalworkers union and their employees organization have for some years agreed to have adult education” as part of workers’ benefits, Nielson said, adding, “There is practically no unemployment in that sector.”

Such agreements are easier in countries like Denmark, which have strong unions and a history of compromise. They are also, perhaps, more urgently needed there: The portion of people 65 and older is projected to rise from 30 percent in 2012 to 43 percent in 2050, and the retirement age is set to rise from 65 to 67 in 2022.

In the United States, with its more diversified and decentralized labor market and a more contentious political process, mandatory education for older adults would be harder to implement and enforce.

Still, Americans would do well to embrace the idea on a broad level, said Paul Irving, chairman of the Milken Institute Center for the Future of Aging and a professor at the University of Southern California-Davis School of Gerontology

“We have college savings accounts to encourage young people and we have a culture that celebrates learning for young people, and I think that kind of culture makes sense throughout life,” he said, adding that along with making people more productive, continuing education helps them remain more engaged with the broader world and therefore healthier.

“Policy leaders, employers and academic institutions at all levels should work together and collaborate to ensure that people throughout the country have the opportunity to learn throughout their lives,” he said. “Why should arbitrary age cutoffs define learning in our life?”

As discussion of free tuition at community colleges and state universities has become part of U.S. political discourse, the idea of extending education to older adults might not be such a stretch. The compulsory aspect, however, would be a harder sell.

Even Scandinavians might require some convincing, Nielson conceded. Still, he added, “Nobody today finds it strange that the education of children is simply something that the state provides. … Basically my proposal is that this is not enough anymore.”

Original posted by: Washington Post

0 365

La neurociencia ha demostrado que el elemento esencial en el aprendizaje es la emoción, que hay emociones que dificultan el aprendizaje y otras ayudan a formarse como personas. El deseo del Colegio Hirukide es educar a la persona en su globalidad, no solo el aspecto cognitivo.

La sociedad actual está en constante y rápido cambio por lo que el mundo educativo ha de evolucionar de forma que dé respuestas apropiadas a los retos que se plantean en el siglo XXI.

La misma creación de Hirukide ikastetxea (Colegio Hirukide) a partir de la unión de los tres centros religiosos de Tolosa el curso 2003-04 pasando de ser competencia a iniciar un proyecto de cooperación, es una clara declaración de intenciones que apuesta por un nuevo modelo educativo.

En esa apuesta tanto novedosa y arriesgada como ilusionante, se perfilaron tres líneas de actuación: la educación de sentimientos y emociones, el fomento de la convivencia positiva y el cambio metodológico. Siendo conscientes de que no podían abordar los tres objetivos a la vez, se centraron en el desarrollo de la inteligencia emocional y social. Un trabajo clave para explicar y comprender todo su proyecto pedagógico actual. Un objetivo esencial que se ve avalado por las recientes investigaciones en neurociencia y, concretamente, en neuroeducación. José Antonio González, Begoña Ibarrola y Rafael Bisquerra fueron las personas que les guiaron y ayudaron en este campo, gracias a una iniciativa de la Diputación Foral de Guipúzcoa.

La neurociencia ha demostrado que el elemento esencial en el aprendizaje es la emoción, que hay emociones que dificultan el aprendizaje y otras ayudan a formarse como personas. El deseo del centro es educar a la persona en su globalidad, no solo el aspecto cognitivo. Si no hay emoción, no hay atención y, consecuentemente, no hay aprendizaje. (“Solo se aprende aquello que se ama” -Francisco Mora-, “No somos máquinas pensantes que sentimos, somos máquinas sentimentales que pensamos” -Antonio Damasio-)

Hoy día la escuela no es el único lugar donde aprender una serie de contenidos o adquirir formación sino que la propia sociedad es formadora: los medios de comunicación, las redes sociales, internet,… se han convertido en maestros excelentes de los alumnos y alumnas. Ante ese reto, el centro Hirukide Ikastetxea se comprometió desde el inicio a formar a personas que han de vivir en la sociedad del siglo XXI. ¿Cómo? Ayudando a que sean personas autónomas, comprometidas y creativas porque consideran que va a ser lo que les ayude a adaptarse al modo de vida presente y futuro, porque así estarán en disposición de responder adecuadamente a los retos que se les irán planteando, y ser generadores de una convivencia positiva.

En septiembre de 2004, la DFG, a través de su Departamento de Innovación, ofreció un itinerario formativo para desarrollar la inteligencia emocional para todos los centros educativos de Gipuzkoa. La formación diseñada presentaba una novedad muy interesante: estaba centrada en la persona que realizaba la formación. Tras esa intensa y valiosa formación de los educadores de Hirukide Ikastetxea, tan útil a nivel personal, familiar, profesional…. ¿por qué no trabajarlo con el alumnado, incluyéndolo en el curriculum?

¿Cómo lo hicieron?

Contaban con mucho material para trabajar autoestima, habilidades sociales, autoconcepto,…, pero no existía un programa de educación emocional global y sistemático. Es por ello por los que un equipo de 7 personas del centro se propuso crearlo. La fortuna quiso que José Antonio González tuviera ese mismo objetivo por lo que les proporcionó el asesoramiento que necesitaban para la elaboración del material requerido. El equipo del centro (tutores y orientadora de los distintos ciclos de E.I. y E.P.) desarrolló durante año y medio este programa para E.I. y E.P., a través de un trabajo cooperativo del que no pueden estar más orgullosos.

A medida que se elaboraba el material se iba aplicando de forma experimental en el aula por el equipo de tutores, revisando qué dinámicas eran más adecuadas o cuáles habría que retocar para que fueran adecuadas.

Es un programa donde curso tras curso se trabajan cinco competencias emocionales (conciencia emocional, regulación emocional, autonomía emocional, habilidades sociales y habilidades de vida y bienestar). Cada una de estas competencias se divide en 5 habilidades. Por lo tanto, hay 25 dinámicas para cada curso escolar. Finalizaron este trabajo en junio de 2007. En junio de 2008 la Diputación Foral de Gipuzkoa lo editó y distribuyó de forma gratuita en todos los centros educativos de la provincia.

Éste sería un resumen de las fases del desarrollo:

  • formación de un grupo de 7 personas interesadas en el tema que sensibilizaron al resto del claustro.

  • formación del resto de los educadores: una amplia formación durante dos años (65 horas), que ayudó a experimentar los beneficios de este trabajo tanto a nivel personal como en el ámbito laboral, familiar,…

  • Además de esta formación, un grupo de 9 personas realizó el módulo de “Expertise” de 60 horas con formadores tan reconocidos como José Antonio González, Begoña Ibarrola o Rafael Bisquerra. Posteriormente, otro módulo de 30 horas con el fin de formar en este tema a las familias.

  • Creación del programa de educación emocional para Educación Infantil y Educación Primaria por parte de 7 docentes del centro. Trabajo desarrollado a lo largo de año y medio (entre enero de 2006 y junio de 2007) con el asesoramiento de José Antonio Gionzález.

Más allá del resultado en sí, se destaca la riqueza vivida en el proceso en sí, en el propio trabajo cooperativo.

Una de las ventajas fue que las autoras de este material, al ser tutoras de E.I. y de los distintos ciclos de E.P. iban aplicando y experimentando las dinámicas diseñadas para trabajar cada una de las competencias y habilidades emocionales. A partir de esa experiencia se han realizado los ajustes oportunos antes de incluir la actividad en el programa definitivo.

Inicialmente el material estaba destinado para el trabajo en las tutorías, pero actualmente está tan sistematizado que ya no se circunscribe al ámbito de la tutoría sino que se trabaja de forma transversal desde diferentes materias y en distintos momentos de la vida del centro.

  • formación a las familias: en el año 2006 tuvieron la oportunidad de extender el proyecto piloto de la DFG (oferta formativa en inteligencia emocional) a las familias. En aquella primera experiencia se organizaron talleres de 18 horas y se formaron seis grupos. Un total de 106 personas realizaron esa formación y las valoraciones fueron sumamente positivas. 15 de estos padres y madres continuaron e hicieron el curso de orientación familiar, a partir del cual algunos de dichos participantes fueron posteriormente formadores de otras familias. Se refleja en el título de la comunicación que el centro presenta en el II Congreso Internacional de IE de 2009, celebrado en Santander: Padres formadores de otros padres dentro del simposium “Experiencia educativa en Guipúzcoa”.  (pág.79 del Libro de Resúmenes http://boletindenoticias.fundacionbotin.org/Educacion/IE09/Resumenes-IE09.pdf)

En el curso 2015-16 también se ofreció formación de 12 horas a las familias en este tema. Una de las profesoras del equipo, Saioa Vitoria, impartió el taller y las valoraciones, una vez más, fueron excelentes.

  • BixitakDesde hace algunos años están recibiendo la visita de profesionales de distintos puntos de Euskadi y del resto de España para conocer de cerca cómo trabajan las competencias emocionales en el centro. Asimismo, les solicitan formación para los educadores desde distintas instituciones como la Diputación Foral de Gipuzkoa, Kristau Eskola, Escuelas Católicas, así como desde otros centros escolares.

     El impacto del proyecto

El desarrollo de las competencias y habilidades emocionales desde los 3 años en adelante, de forma sistemática, ha permitido al centro implementar con éxito diferentes estrategias de resolución de conflictos, tales como el Rincón del Consenso o el Servicio de Mediación Escolar donde las personas mediadoras son niños y niñas a partir de 5º de Educación Primaria, dentro de lo que denominan promoción de la Convivencia Positiva.

Asimismo estas competencias fueron de gran utilidad cuando el curso 2007-08 decidieron trabajar elaprendizaje cooperativo a nivel metodológico.

En el año 2011, con estas tres bases (inteligencia emocional, convivencia positiva y aprendizaje cooperativo) ya asentadas y sistematizadas en su trabajo educativo, se contaba ya con las condiciones más adecuadas para aplicar el paradigma de las inteligencias múltiples propuesta por H. Gardner. A partir de ahí iniciaron una vez más el itinerario de formación del equipo de educadores en metodologías acordes con tal paradigma y la experimentación en las aulas y fuera de ellas, para poco a poco ir ajustando y sistematizando lo que les resultaba válido. Siempre sin olvidar la comunicación a las familias, haciéndoles partícipes en el proceso.

Cabe destacar el enriquecimiento que ha aportado el trabajo desde edades tempranas en los alumnos en todos los planes y programas pedagógicos del colegio. A la hora de trabajar en aprendizaje cooperativo es necesario compartir, dialogar, negociar, consensuar, argumentar, escuchar, opinar… Para lo que el programa de Inteligencia Emocional resulta realmente relevante al respecto.

Otro de los pilares importantes de Hirukide Ikastetxea es la Convivencia Positiva (desde los cinco años los alumnos utilizan los rincones del consenso y desde hace seis años tienen en marcha el servicio de Mediación Escolar). Las competencias que se trabajan en Inteligencia Emocional favorecen notablemente la implantación de estos programas y su mantenimiento en el tiempo.

Los propios alumnos y alumnas son los embajadores ante sus familias, pues las destrezas que van adquiriendo las ponen en práctica con total naturalidad allí donde van. Tal es así que las familias son las principales beneficiarias de estas nuevas relaciones que se generan.

*Material creado por el profesorado del centro:

(editado por la Diputación Foral de Gipuzkoa en 2008 y distribuído gratuitamente en todos los centros de Gipuzkoa (material))

*el material,  tal y como aquí se presenta, no es el usado actualmente puesto que ha sido enriquecido por el centro a lo largo de todos estos años de experiencia.

Próximos pasos de Hirukide Ikastetxea

En el centro no hablan de “proyectos” sino de “un único Proyecto”, en el que todo lo que se plantea en el colegio tiene cabida: Los diferentes planes, programas, iniciativas,… que se ponen en marcha año tras año.

De ahí que últimamente se hayan implantado, entre otros, programas que han ido enriqueciendo el trabajo en Educación Emocional del centro. Es muy complicado mencionar solo unos pocos, pues la inteligencia emocional es el sustrato de las relaciones, y por tanto de la vida, pero pasamos a comentar algunos de ellos:

  • Gorputzaldiak:  proyecto piloto (actualmente en su tercer curso), en el que se trata de expresar, vivenciar,… a través del cuerpo y la música las emociones
  • HEZI (Centro Integral de Estimulación): trabajan con los niños y sus familias donde “la verdadera efectividad de la estimulación está en la afectividad”.
  • Aprendizaje Cooperativo:  como se indicó, fundamental resulta ser el trabajo del mundo emocional, pues para cooperar es muy importante reconocer las emociones, regularlas, saber expresarlas adecuadamente,… trabajar mucho habilidades sociales como la empatía, asertividad, escucha activa, comunicación,…
  • Programa Egun ON! (Buenos días), donde ON es “bueno” al tiempo que indica “conexión”. Cada día trabajan herramientas que pueden ayudar al desarrollo de la Inteligencia Espiritual, muy relacionada, como sabemos, con la Inteligencia Intrapersonal. Un momento de toma de contacto, parada y, según el día, lo que presenta el evangelio, Brain Gym, Mindfulness, audiciones musicales, compromiso solidario…. Un modo “bueno” de comenzar el día “conectados”

No podemos terminar sin mencionar la importancia que para el centro tiene la Formación continua en este aspecto:

  • de los docentes: sobre Mindfulness por ejemplo, comenzando  en piloto el curso 2014-15 y ofreciendo un curso intensivo en fines de semana a los profesionales del centro el curso 2015-16 y al que acudió más de la mitad del profesorado. También continúan profundizando en este tema realizando la formación en los dos niveles de Coach y Referente del V.E.C. (Vinculación Emocional Consciente) con el creador de esta nueva teoría Roberto Aguado.
  • para familias: con peticiones continuas tras el consejo de las familias que tuvieron la oportunidad de recibirla. Destacan la mejora significativa de las relaciones hijos-padres, familias-colegio, familias-familias,… con herramientas para orientarse adecuadamente ante las diferentes situaciones de dificultad que se presentan.
  • a otros profesionales: las multitud de solicitudes y visitas recibidas ayuda al centro a ser consciente del camino recorrido y de la aportación al mundo educativo

Original posted by: Fundación Telefonica

0 365

ActualmenteLa Formación Profesional es actualmente una elección muy adecuada a la que se atreven ya todas las clases sociales, que compite sanamente con las enseñanzas académicas.

Un vídeo institucional de un rico país europeo comienza con una alegre celebración hogareña porque a la hija de la familia la habían admitido en una empresa entre las que ella misma había solicitado para cursarFormación Profesional una vez concluidos sus estudios académicos previos. Las botellas que se descorchaban, el mobiliario, el aspecto de todos los miembros de la familia y otros detalles nos inducían a interpretar que estábamos en un hogar de profesionales de clase media acomodada.

Muchas familias no creen que la Formación Profesional introduzca en su domicilio ningún aliento de alegría

Esta celebración hoy todavía es impensable en España, ya que muchas familias no creen que la Formación Profesional introduzca en su domicilio ningún aliento de alegría; este sentimiento está cambiando crecientemente porque las enseñanzas técnicas no universitarias, que en España heredaron este nombre de Formación Profesional (popularmente FP), todavía tienen recorrido amplio de mejora en la sociedad española. Aun así, son un curioso caso de éxito educativo poco conocido por el gran público, y por ello, poco apreciado.

Eternamente consideradas como de segundo nivel, estas enseñanzas se van ganando un merecido puesto de primer nivel en la aceptación de las familias. Casi 800.000 alumnos (1) están matriculados en alguna de las 26 familias profesionales del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, y obtendrán alguno de los títulos técnicos (de Formación Profesional Básica, de Técnico y de Técnico Superior, según el nivel en el que se estudie) que les introducirán en el mercado laboral (2)(3).

La evolución de estas enseñanzas es meritoria desde siglos pretéritos en los que la formación de los “oficios” estaba muy diferenciada de la formación culta, erudita, preparatoria de las élites en inicio y de las clases medias después. Por el contrario, Talleres, Escuelas Elementales, Escuelas del Trabajo, Formación de Aprendices, Oficialía, Maestría, Institutos Politécnicos Nacionales, Escuelas de Capacitación o Universidades Laborales, son denominaciones que traen a la memoria un recuerdo apolillado, de España en blanco y negro, del que cuesta mucho liberarse y, por ello, tal vez injustamente despreciado.

Posiblemente porque la Formación Profesional ha tenido un desarrollo expansivo vinculado fuertemente a nuestro pasado preconstitucional, esto ha supuesto una pesada carga en la mochila de estas enseñanzas mermando su consideración social en un sector tan politizado como la educación. En este sentido, es llamativo que el marketing comunicativo político de la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE, 1990) hablase de la nueva Formación Profesional invitándonos al nacimiento de unas enseñanzas que llevaban entre nosotros ¡toda la vida!

Actualmente son una elección muy adecuada a la que se atreven ya todas las clases sociales, que compite sanamente con las enseñanzas académicas protagonizando otro momento expansivo con mucho margen de mejora y que podría alcanzar mayores cotas de éxito que el resto de las opciones tradicionales vertebradoras del sistema educativo español: la Educación Secundaria Obligatoria y el Bachillerato.

Se ha importado y españolizado el modelo llamado Dual de Formación Profesional nada más y nada menos que de Alemania

A diferencia de otros ámbitos educativos en los que el sonoro bochinche (en términos borgianos) de la disputa política está asegurado, la Formación Profesional ha avanzado de forma consensuada. En general, se ha sabido evolucionar permitiendo a  políticos, técnicos, empresarios, profesores y estudiantes entenderse a través de un camino ascendente que ha posibilitado, incluso, un gran experimento que está funcionando a plena satisfacción de las partes implicadas: se ha importado y españolizado el modelo llamado Dual de Formación Profesional nada más y nada menos que de Alemania, para que los alumnos puedan incorporarse a las empresas durante un tercio de sus horas de formación, como mínimo. Por toda la geografía española se han tomado decisiones políticas de calado para avanzar y modernizar, sin estridencias, a la humilde “FP”.

Los dos Programas Nacionales de Formación Profesional (1993-1997 y 1998-2002) crearon un marco, eficazmente aprovechado, para la colaboración educativa con las instituciones gestoras de empleo en el que se avanzó en la concertación social y el impulso a una formación profesional con tratamiento propio entre las políticas activas de empleo, del que la formación profesional educativa no debe desmarcarse nunca, a riesgo de “academizar” en exceso unas enseñanzas cuyo primer éxito debe ser siempre la inserción laboral de los alumnos.

Aunque la generalización de la educación obligatoria desde los 14 a los 16 años supuso una disminución importante del número de alumnos que cursaban estas enseñanzas, se está progresivamente en el buen camino de recuperar el número de 854.746 alumnos que en el año 1990 (4) ya estudiaban Formación Profesional.

Ampliar el interés e implicación empresarial, facilitar mayor modernización, autonomía y especialización de los centros educativos de formación profesional, mejorar los índices de titulación de los estudiantes, facilitando más que puedan estudiar y trabajar a la vez, o consolidar una inserción laboral sostenible son grandes desafíos hoy para estas enseñanzas.

Sobre la herencia de unas buenas enseñanzas pero poco apreciadas y sin brillo, se sigue avanzando con múltiples iniciativas

Como todavía pervive en las familias, un alto grado de desconocimiento y duda cuando llega el momento de la decisión familiar por estos estudios, es importante seguir animándolas para que opten por ellos para sus hijos eligiendo alguno de los 172 títulos que se pueden estudiar.

En definitiva, sobre la herencia de unas buenas enseñanzas pero poco apreciadas y sin brillo, se sigue avanzando con múltiples iniciativas:convalidaciones del Grado Superior con estudios universitarios, prácticas empresariales en países europeos, programas europeos de movilidad, Ferias de Empleo, Olimpiadas nacionales e internacionales, dobles titulaciones, creación de centros específicos de Formación Profesional, extensión de las lenguas extranjeras, incentivación de los alumnos emprendedores; todas ellas, y por supuesto no son las únicas, se han ido desarrollando con gran esfuerzo de todos los implicados sin eludir la visión realista y abierta sobre los problemas que a diario se plantean en cualquier estructura u organización educativa que tenga legítimas aspiraciones de progresar socialmente.

Fuentes/Notas:

(1) Número de alumnos matriculados: 767.528. MECDEstadísticas de la Educación curso 2015/16 Datos Avance.

(2) En España el 45,2% de la población de 25-34 años que no continúa con estudios universitarios han estudiado Formación Profesional, menos que en la UE (67.8%, solo Alemania 87.9%) Panorama de la Educación, Indicadores de la OCDE 2016.

(3) MECD Informe de Inserción en el Mercado Laboral, Titulados de Formación Profesional del Sistema Educativo. Agosto 2015: En 2014 las contrataciones de titulados de FP (se realizaron 1.451.804 contratos) subieron un 14% pero con alto porcentaje de temporalidad.

Original posted by: VozPopuli

0 392

Innovation in education can take lots of forms, like incorporating new technology or teaching methods, going on field trips, rejecting social norms, or partnering with the local community.

An innovative school could be modeled after a legendary CEO, like the Steve Jobs School in Amsterdam. Or it can be an institution that’s blind to gender, like Egalia, in Stockholm, Sweden.

Keep scrolling to see what the future of education can, and probably should, look like.

Summit Sierra in Seattle, Washington: The school that gets personal.

Bill Gates says Summit Sierra’s approach to personalized learning — a form of education that uses technology to empower students to guide their own instruction — is one of the most effective ways to teach kids.

Opened in 2015, Summit Sierra is a charter school that caps its student body at 200. Each day, kids read for 30 minutes, solve math problems for 30 minutes, take online courses, talk with mentors about their career and life goals, and meet with other students to talk and share their feelings during Community Time.

Even though kids guide their own learning, teachers still play a vital role. Summit teachers get matched with students who they mentor for all four years. Instructors can use in-house software to see which of their dozen or so students has completed certain assignments and exams.

By taking an active role in their education, Gates says, kids learn responsibility and self-reliance.

Ørestad Gymnasium in Copenhagen, Denmark: The school in a cube.
Mathias Eis Schultz
Ørestad Gymnasium is one giant classroom, where 358 high school students learn in an expansive glass cube — a “gymnasium,” as parts of Europe still call secondary schools.

By encouraging students to collaborate in wide-open settings, the school hopes kids will be equipped to think flexibly on diverse topics later in life.

“We want to have teaching where the students make research and work together in solving real problems,” headmaster Allan Kjær Andersen tells Business Insider. “So we want to be an open school that is in connection with the outside world.”

The open spaces, which are adorned with spacious “drums” for a more relaxed learning environment, encourage students to assume an active role in their own education. Kids break off into groups and form makeshift classrooms, sometimes with teachers to guide them.

“It’s not enough to give them knowledge, you also have to give them a way of transforming knowledge into action,” Andersen says. “And that’s very important for us, and I think it is important for modern schools.”

Big Picture Learning in Providence, Rhode Island: The school in the real world.

The Big Picture Learning model breaks down the walls between education and the working world.

From the beginning, k-12 students learn that their creative passions will come first. To help stoke those passions, students are paired with mentors who work in the fields the students want to someday enter.

“The most important element of the education at a Big Picture Learning school is that students learn in the real world,” says Rodney Davis, communications director at Big Picture. The system is currently in place at 55 schools nationwide.

To that end, each student completes an LTI, or Learning Through Internship. “The projects are connected to the student’s interests and meet the needs of the mentors,” Davis says, whether that involves starting a business, fixing up cars, or learning the letter of the law.
Egalia Pre-school in Stockholm, Sweden: The school without gender.

The Egalia school system is founded on total equality between students. The system is made up of two schools, Egalia and Nicolaigården, which both reject gender-based pronouns in the hopes of grooming kids to think of one another on equal terms.

Instead of “he” and “she,” kids are either called by their first names or referred to as “they.” It’s part of a mission to avoid discrimination of all kinds.

“That [includes] gender, religion, age, class, sexual orientation, gender expression, disability,” Headmaster Lotta Rajalin tells Business Insider. “This approach is imbued in every aspect of our day to day work with the children as well as in how we interact with the parents and each other.”

Kids learn to judge each other on their actions, not stereotypes.

“It is important that the children learn the basis of democracy both in practice and theory in order to be good world citizens who do not discriminate,” Rajalin says. “A good self-belief is the basis for learning and development.”

AltSchool in San Francisco, California: The school of Silicon Valley.

AltSchool is a complete departure from traditional education, shirking the standard testing model for a curriculum that improves technology skills and gets kids thinking flexibly so they can adapt as the world changes.

Kids turn everyday objects into circuit boards and learn 3D modeling to build playhouses, all in the pursuit of becoming comfortable with the future that awaits them.

“The school experience can be so much more than consumption of facts and figures,” CEO Max Ventilla tells Business Insider. “We should be educating children from a whole-child lens where they learn to problem solve, social-emotional learning is prioritized, students should be part of the goal-setting process, and so on.”

AltSchool is quickly growing. The school, which educates kids from ages 4 to 14, began in San Francisco in 2013 and is now expanding to Brooklyn, New York, and Palo Alto, California. In the future, AltSchool plans to go nationwide.

Sra Pou Vocational School in Sra Pou village, Cambodia: The school for building community.

Designed by Finnish architecture firm Rudanko + Kankkunen, the all-ages Cambodian school was built by community members, for community members, to learn how to turn their passions into full-fledged businesses. A local NGO provides teachers that guide students on that path.

Building the school was a lesson in itself, as architects created the structure side by side with local residents, giving them pointers on how to construct similarly styled buildings on their own.

The school allows families to gain independence, Rudanko + Kankkunen explain. Rather than toil away in low-paying jobs, men, women, and children can learn the ins and outs of pricing their homemade goods and selling them to people in their area.

When it’s not in use as a school, the building also serves as a town hall for democratic decision making and community meetings.
P-TECH High School in Brooklyn, New York: The school that bridges high school and college.

P-TECH was launched in 2011 by IBM to give teens in New York a way into college that avoids the usual four-year high-school track.

Instead, P-TECH students complete a six-year degree. Boosted by mentorship and internships in STEM fields, students spend the fifth and sixth years earning an associate’s degree from the nearby New York City College of Technology. Many go on to pursue a bachelor’s degree afterward.

“P-TECH is transforming high school,” IBM’s Stanley Litow, key architect of the P-TECH model, tells Business Insider. This offers students “a clear pathway from school to career, giving young people options that they could not imagine, and directly advancing the nation’s economy.”

The first graduating class left P-TECH this year, two years ahead of schedule, with both degrees under their belt.

Steve Jobs School in Amsterdam, Netherlands: The school that thinks differently.

Like its namesake suggests, the Steve Jobs school rejects the conventional wisdom in full: Instead of corralling kids through the same educational system, they go at their own pace.

Maurice de Hond, the school’s founder, tells Business Insider that each student begins with an Individual Development Plan (IDP), which is evaluated and readjusted every six weeks by the child, his or her parents, and the coach. (The school doesn’t call them “teachers.”)

“Based on the outcome of the IDP,” de Hond says, “the child is offered new personal learning challenges and instruction moments to choose from.”

All students in the 4th to 12th grade school receive iPads fully loaded with apps to guide individualized learning. The goal is to get kids designing their own education.

“In a Steve Jobs School,” de Hond says, “no child is an exception as every child works at its own pace.”

Brightworks School in San Francisco, California: The school that teaches dangerously.

Launched by visionary Gever Tulley in 2011, Brightworks takes some of the most dangerous things parents tell their kids not to do and makes an entire curriculum out of them.

Kids in grades K through 12 get dirty, play with fire, take apart home appliances, and complete art projects all in the same day.

“We invite students to be co-authors of their education, embracing and supporting the individual and the unique set of skills and interests that motivate them,” Tulley and Justine Macauley, Brightworks’ program coordinator, tell Business Insider in an email.

The school is housed in an expansive warehouse filled with art, forts and makeshift theaters — items all meant to tap into kids’ creative side.

“The world needs more people who see the hardest challenges as interesting puzzles and have the creative capacity, skills, and tenacity to make change happen,” Tulley and Macauley say. They are people “who take joy in contributing instead of consuming, participating actively in the world, and who empathize across social and economic boundaries.”
Carpe Diem Schools in Aiken, Ohio: The schools built like offices.

The Carpe Diem school looks more like an office building than a classroom.

Inside the main room, known as The Learning Center, there are 300 cubicles (one for each student). These cubes house a computer that guides the student through his or her education.

It’s a model that has paid off big time in the handful of Carpe Diem schools, which go from grades 3 to 12, across the US.

Carpe Diem-Yuma, in Arizona, outperformed every public school in the county on the Arizona Instrument for Measuring Standards (AIMS) test four years in a row. Carpe Diem’s proficiency was 92%, whereas the average was 65%.

In Indianapolis, kids are increasing their reading levels by the equivalent of three years in just one year’s time.

“Every student is different,” Carpe Diem CEO Dr. Robert Sommers tells Business Insider. “Yet we need to get them all prepared for life after school. Adjusting to their needs allows students to be more successful. We judge our success on our students success.”

Innova Schools in Peru: The schools built by world-class designers.

Innova is Peru’s response to failures in standardized education in the country. The school combines several different forms of instruction — tech-heavy online learning, guided lessons, group work — in a setting that was designed to be modular and adaptable to the location.

Billionaire businessman Carlos Rodriguez-Pastor launched the line of schools in 2011 with the help of global design firm IDEO. Today, there are 29 schools across the country.

Students spend half their day deeply immersed in guided online education and the other half receiving more traditional instruction.

The tech-heavy school, which is open to kids in Kindergarten through 11th grade, only costs parents roughly $130 a month. So far, it’s been wildly successful. In 2013, 61% percent of Innova second-graders reached proficiency in federal math exams. The national average was just 17%.

Blue School in New York, New York: The school fusing compassion and creativity.

Creativity is king at Blue School, which was founded as a playgroup in 2006 by the Blue Man Group. Sensing a gap in how schools operated, the group strove to bring its quirkiness and love of inquiry into education.

As part of the curriculum, kids in grades 2 to 8 come up with ways to improve recycling, create 3D models of New York City, and fix home appliances. They gain an intimacy with real-world problems that few kids are exposed to when learning their times tables with flash cards.

Its system of “dynamic learning” applies to kids of all ages, who are taught that creating and implementing novel ideas is a critical set of skills.

“Studies show that fostering and explicitly teaching social and intellectual skills in school results in the adaptable thinkers, collaborative problem solvers, and irrepressible innovators that an unknowable and quickly changing world demands,” a Blue School official tells Business Insider.
Samaschool in San Francisco, California: The school that says it’s not too late.

In-demand jobs are hard enough to find, especially for people in low-income areas. But those are the people Samaschool wants most. The school gives adults who struggle to find employment a leg up, with an education focused on the digital and entrepreneurial skills necessary in today’s market.

Students can choose between the 10-week course, lasting 80 hours, and the online course, which takes between 20 and 30 hours.

They go on to a variety of jobs; recent graduates have taken positions in customer service and SEO optimization.

In a short amount of time, Samaschool’s model allows people to drastically change their circumstances, says Tess Posner, managing director of Samaschool. Among students who have graduated and taken on contracts for online work, hourly wages have increased 27% on average.

The biggest thing students gain is relevancy, she says.

“The economy is quickly shifting to become more and more digital. Faster, bootcamp-style trainings focused on digital skills and entrepreneurship — like Samaschool — are one exciting example of how, for not that much cost, we can get people prepared for growing sectors in the digital economy.”

THINK Global School in locations around the world: The school without borders.

Though it’s headquartered in New York City, THINK Global School is a high school without walls. Students spend each semester in a different country, learning about local culture, studying natural sciences, and reading classic literature from the area.

During the 2014-2015 school year, students spent the fall semester in Costa Rica and the spring in Greece. “As they sailed from island to island in the Ionian Sea, they delved deep into lessons on philosophy, art, and literature — just truly embracing the moment while in this gorgeous environment,” Lee Carlton, an IT analyst at THINK, tells Business Insider. “It’s a place-based learning activity that we’re incredibly proud of and something our kids gained a lot from.”

In each country, students also pursue charity projects and community-based work. For parents who want their kids to become global citizens, there’s no better school than THINK.

Original posted by:Business Insider

0 360
El británico Oliver Hart, nacionalizado en Estados Unidos, y el finlandés Bengt Holmström son los ganadores del máximo galardón en Economía por sus aportes a la teoría de contratos.

Los diseños de modelos de contratos más equilibrados y efectivos, en los que se reduzcan al máximo las conductas oportunistas de alguna de las partes y en los que los incentivos son la base de la motivación contractual, fueron premiados por la academia sueca del premio Nobel.

“Este es un reconocimiento a las personas que se han dedicado a analizar, desde los años 80, todos los temas de incentivos a nivel contractual. La mayoría de los problemas que se dan a nivel de contratos están ligados a la asimetría de información desde ambas partes”, asegura Juan Pablo Herrera, coordinador de estudios económicos de la Superintendencia de Industria y Comercio.

El británico, nacionalizado estadounidense, Oliver Hart y el finlandés Bengt Holmström, un par de economistas que durante más de 30 años han estudiado y meditado sobre la forma en que los incentivos aumentan la posibilidad de contratos más efectivos y que de paso se reduzca al máximo la perdida de capital humano y efectivo.

“La teoría de contratos ha estado inmersa desde hace ya varios años en los procesos de toma de decisiones de las unidades productivas, aunque no siempre de manera consciente; lo que hacen estos premios es sacar a la luz a quienes van desarrollando sus principales aportes”, comenta Sandra Rodríguez, directora del Departamento de Economía de la Universidad del Norte y agrega que también es importante destacar que  estos economistas permite ahora “a quienes diseñan relaciones contractuales considerar que es posible diseñar contratos que alineen los incentivo de los involucrados”.

Esta teoría que se desarrolló durante la década de los 80, es actualmente una de las más usadas a nivel mundial en todo tipo de contrataciones, porque ayudaron a establecer relaciones más efectivas entre miembros de una empresa como junta directiva, accionistas y trabajadores.

“Lo que principalmente se logró es poner unas reglas de juego clara para todas las partes, es lo denominado ‘Teoría de Juegos’ que busca reducir al máximo cualquier tipo de conducta oportunista por algunas de las partes implicadas en la contratación”, explica Jairo Parada, doctor en Economía y docente de la Universidad del Norte.

La efectividad de estos modelos, donde prima los aspectos económicos que se tendrán con la firma sobre lo jurídico.

“Este premio Nobel se enfoca de nuevo en la importancia del análisis microeconómico para tratar de entender el comportamiento de los agentes económicos y llama también la atención sobre la necesidad de que más economistas se involucren de manera directa con los procesos de tomas de decisiones al interior de las empresas o el Estado”. argumenta Sandra Rodríguez.

Este tipo de contratos han permitido aumentar los niveles de productividad de las empresas y a su vez reducir los costos en vigilancia y control de resultados, una muestra de porque son tan conocidos en la modernidad.

“Más que hablar de contratos equitativos, se trata de contratos eficientes”, afirma Sandra Rodríguez.

La académica explica que, en el modelo,  lo importante es que cuando se logra identificar las variables a las que responden los incentivos de cada agente involucrado en el contrato –el empleado y el empleador; la aseguradora y el asegurado; el médico y el paciente, por ejemplo–, sea posible diseñar esquemas de incentivos que llevan de manera voluntaria al empleado, por ejemplo, a ser lo más productivo posible, “sin necesidad de incurrir en costos adicionales de vigilancia y control de la actividad del empleado. Un buen diseño de contrato conduce a equilibrio de incentivos”, añade.

Oliver Hart (Londres, 1948, y nacionalizado estadounidense) ejerce en la actualidad como profesor de Economía en la Universidad de Harvard (Estados Unidos), y Bengt Holmström, natural de Helsinki y un año menor, es profesor de Economía y Gestión de Empresas en la Universidad de Cambridge.

El de Economía es el único de los seis Nobel que no fue instituido por el creador de los premios, el sueco Alfred Nobel, sino por el Banco Nacional de Suecia en 1968.

El premio del Banco Nacional de Suecia en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel, como realmente se llama, tiene no obstante la misma dotación que los otros y el premio será dividido entre los dos economistas.

Original posted by: El Heraldo

El cofundador de la red profesional LinkedIn cree que la clave está en demostrar lo que se sabe hacer con experiencias reales.

Para Allen Blue (Chicago, 1967) lo más importante para conseguir un empleo es la conexión personal. El cofundador de LinkedIn, la plataforma online de contactos profesionales con más usuarios registrados en todo el mundo -más de 450 millones en 200 países-, reconoce que los encuentros cara a cara son más efectivos que los virtuales. Eso sí, asegura que su web es la mejor herramienta para la primera toma de contacto.

Ser el líder de una de las compañías más exitosas de Silicon Valley (Microsoft pagó el pasado junio más de 26.000 millones de dólares para adquirir LinkedIn) le hace tener un tesoro entre sus manos: millones de datos sobre el tipo de trabajos que buscan y realizan las personas. Sabe que los códigos de contratación de las empresas han cambiado y que los títulos, sean universitarios o no, ya no son lo que más cuenta. Son las habilidades, lo que el candidato es capaz de hacer y las experiencias reales que lo demuestran.

Graduado en Arte Dramático por la Universidad de Stanford, Blue es todo un ejemplo de lo que predica; la formación constante para adaptarse a los nuevos perfiles que demanda el mercado. De profesor de escenografía e iluminación en esa misma universidad, dio el salto al mundo de la empresa como diseñador web en una tecnológica. En 2003 cofundó LinkedIn -es el máximo responsable de estrategia de producto- y ahora también ejerce como asesor del departamento de Comercio del Gobierno deEstados Unidos.

El pasado miércoles, Blue visitó Madrid para inaugurar la tercera edición del South Summit, el evento de referencia del sur de Europa para las startups y los inversores. En su perfil de LinkedIn deja claro que su agenda está apretada: “Estoy abierto a debatir sobre cualquier proyecto, pero mi tiempo es limitado”. Rodeado de tres responsables de comunicación, Blue dispone de 30 minutos para responder a las preguntas de EL PAÍS.

Pregunta. ¿Cómo ha cambiado la forma de presentar el currículum en LinkedIn? ¿Saben ahora los usuarios venderse mejor?

Respuesta. En 2003 los perfiles eran muy básicos. Consistía en subir el currículum a una plataforma online. Hoy los usuarios pueden subir diferentes contenidos para enriquecer su perfil, como su portfolio, fotografías, artículos en los que se les mencione o contenidos publicados por ellos. Tienen la posibilidad de ofrecer información que va más allá de lo estrictamente profesional, como por ejemplo, hablar de sus voluntariados. El avance más importante es que ahora pueden añadir habilidades concretas y recomendaciones de terceros sobre su dominio de las mismas. Al principio el perfil lo que creabas tú solo, ahora es algo que puedes cocrear con tu red de contactos. Para las empresas es clave lo que los demás dicen sobre ti.

Según el informe de tendencias 2015 de LinkedIn, las tres palabras más utilizadas en todo el mundo por los usuarios para describirse fueron liderazgo, motivado y creativo. Desde la plataforma recomiendan evitarlas para diferenciarse de los demás.

P. ¿Qué hay que hacer para conseguir un trabajo a través de LinkedIn?

Allen Blue en la nueva sede de LinkedIn en Madrid.
Allen Blue en la nueva sede de LinkedIn en Madrid. JAIME VILLANUEVA

R. Hemos invertido una cantidad desorbitada en el desarrollo de herramientas para encontrar trabajo, como por ejemplo la App LinkendIn Job Search, con la que se pueden activar alertas de empleo en determinados campos, o una específica para estudiantes -LinkedIn Students- que les ayuda a identificar las nuevas profesiones e investigar en qué consisten. Lo más importante es que LinkedIn te permite construir una red de contactos para de verdad tener oportunidades de conseguir un empleo. Cuando sigues a una empresa, puedes ver las últimas noticias y actualizaciones de la compañía, las novedades del sector y estar al día también de las oportunidades laborales que ofrece. Y lo más importante, puedes conectar con trabajadores actuales o ex empleados y conseguir otro tipo de información. Cuando alguien está buscando trabajo no suele pensar en acercarse a alguien de la empresa, y ahí es donde está la clave. LinkedIn hace fácil esa tarea. Creo que también hay que escuchar cómo habla esa persona de la empresa para asegurarte de que quieres ir allí a trabajar.

P. Cada día manejan millones de datos sobre las búsquedas de empleo y los perfiles más buscados por las empresas. ¿Cuál es la nueva tendencia?

R. Ha habido un cambio en la forma en que los reclutadores miran los perfiles y un giro de 180 grados en los elementos que influyen a la hora de contratar a alguien. Ya no se basa tanto en el título como en las habilidades y los logros profesionales. Si creen que el candidato está lo suficentemente preparado, no importa el título que aparezca en su perfil. Este es un factor determinante en un mundo en el que las habilidades necesarias para encajar en un puesto de trabajo cambian tan rápido.

Al principio el perfil lo que creabas tú solo, ahora es algo que puedes cocrear con tu red de contactos

P. ¿Podemos entonces afirmar que en un futuro inmediato los títulos universitarios ya no van a ser necesarios?

R. La forma en la que la gente se presenta ha cambiado. Qué sabes hacer; ahí está el foco. Eso abre un gran abanico de posibilidades: los microcréditos, los microgrados o los llamados nanogrados, cursos muy específicos de corta duración y menor coste. Las universidades podrán crear pequeños formatos para certificar habilidades muy concretas, y así sustituir los cursos tradicionales. Las cosas han cambiado, la gente ya no tiene que acabar la universidad o tener un título específico, puedes demostrar lo que sabes hacer.

P. ¿En qué puede afectar a los usuarios de LinkedIn la adquisición de la compañía por parte de Microsoft? ¿Cómo pueden estar seguros de que no se hará un uso ilícito de sus datos?

R. Todavía no hemos cerrado el acuerdo, y por tanto, no podemos avanzar nada. Los datos que los usuarios nos proveen pertenecen a ellos, ellos tienen el control: pueden cambiarlos, actualizarlos o borrarlos. Linkedin cuenta con medidas de seguridad para prevenir que esos datos se exporten sin nuestro permiso. La confianza de los miembros en esta red social es la clave de nuestro éxito y Microsoft entiende y respeta esa relación especial que tenemos con los usuarios.

P. ¿Qué sectores emplean en mayor medida LinkedIn para reclutar nuevos perfiles?

R. Según nuestro informe de tendencias 2015, las industrias más técnicas y altamente especializadas, como los fondos de capital riesgo, las consultoras o las organizaciones políticas. La mayor aportación de LinkedIn es que permite reclutar el talento más raro y escaso, el más difícil de encontrar. Si una empresa está intentando detectar a un buen experto en datos, tiene casi garantizado que ya estará trabajando para alguien. El único lugar donde puede encontrar a ingenieros de datos en activo por todo el mundo es LinkedIn.

Mi consejo es que conectes con gente a la que quieras ayudar. Si no, ignora esa solicitud de amistad

P. Aceptar todas las solicitudes de amistad. ¿Sí o no?

R. No hay una manera correcta de hacerlo, pero mi consejo es que conectes con gente a la que quieras ayudar. Cuando te llegue una invitación, el test clave es: ¿le ayudaré en algún momento a conseguir sus objetivos? ¿Estaré dispuesto a hacer el esfuerzo? Si la respuesta es sí, entonces tendrá sentido conectar. Si no, es perfectamente aceptable ignorar esa petición.

P. ¿Qué ventajas tienen las cuentas Premium?

R. A los que buscan empleo, les permite conectar con gente que no forma parte de su red de contactos, obtener información de qué perfiles están buscando las empresas o saber quién mira su perfil. A los reclutadores, buscar de forma más fácil candidatos para un puesto y poder comunicarse con ellos. Otra de las ventajas es el acceso a LinkedIn Learning, un servicio de cursos enfocados a habilidades de rápido aprendizaje que lanzamos en 2015 y duran de dos a doce horas. Queremos asegurarnos de que estamos entrenando las nuevas habiliadades que los trabajores necesitan. Lo hacemos con empresas y universidades, como la Arizona State University, una pública muy innovadora.

P. ¿Qué hay que hacer para trabajar en LinkedIn?

R. No quiero sonar repetitivo, pero lo que ya he dicho antes: intentar desayunar o comer con algún empleado para entender qué hace la empresa y si encaja con lo que esperabas. Lo ideal es contactar con él a través de algún contacto común. Lo más importante es la conexión personal.

Original posted by: El Pais

III Conferencia Anual sobre Liderazgo Educativo en América Latina

22-24 de junio, Bogotá, Colombia

El pasado 23 y 24 de junio FormarHub realizó en Bogotá, Colombia un nuevo “Leading Education”. Fue la tercera edición de esta serie de conferencias sobre Liderazgo Educativo en América Latina.

La conferencia, que se llevó a cabo en el auditorio de la Fundación Compartir, tiene como objetivo identificar a líderes jóvenes que trabajen en educación en América Latina para conectarlos y potenciar sus proyectos. Así, la red “Leading Education”, una iniciativa de FormarHub, se sigue fortaleciendo al conectar innovadores de la educación al mismo tiempo que promueve la interacción de los sectores tanto público, privado como ONGs.

11En esta oportunidad la conferencia reunió a más de 40 jóvenes líderes de países provenientes de Argentina, Brasil, Perú, Chile, México, Honduras, Ecuador, Venezuela, Colombia y Estados Unidos. A lo largo de dos días estos jóvenes generaron una intensa conversación sobre cómo lograr mayor impacto educativo y tuvieron la oportunidad de interactuar con diferentes expertos de la región para desarrollar nuevas ideas que aporten a la innovación de sus proyectos y a la mejora de la calidad educativa.

Entre los panelistas del primer día estuvieron Gabriel Sánchez Zinny, Director Ejecutivo de INET Argentina; Ángela Español, Directora de Educación de la Fundación Inicia de República Dominicana; Agustín Porres, Director Ejecutivo de FormarHub; Luisa Gómez, Presidenta de la Fundación Compartir y Juan Maragall, Secretario de Educación de Miranda, Caracas dialogando sobre Liderazgo en el sector educativo.

13 “La escuela se debe encargar de que tu futuro no esté determinado por el lugar donde nazcas. Para mí, uno de los aspectos más importantes es el compromiso, ya que no se puede ser un líder exitoso en educación sin sentir pasión por lo que se hace, por ese niño, joven o adulto que quiere aprender”, expresó Juan Maragall.

También estuvo presente Sergio Fajardo, ex Gobernador del departamento de Antioquía, quién le habló a los jóvenes sobre la importancia de la educación como motor de la transformación social y la importancia de involucrar a la familia, la comunidad y toda la sociedad.

En el segundo panel del día participaron María Carlina Suárez, Directora Ejecutiva de AFE (Asociación de Fundaciones Empresariales) Colombia, Daniel Uribe, Subdirector Técnico de la Fundación Corona y Diego Meriño, Director General de Carvajal Educación quienes explicaron la importancia de formar coaliciones para generar cambios.

En el ultimo panel del día, estuvieron presentes Jorge García, VP Productos Kuepa Colombia, Alex Aberg Cobo, Director Ejecutivo de Minerva Latinoamérica y Agustín Porres, Director Ejecutivo de FormarHub que compartieron su experiencia de cómo escalar emprendimientos educativos.

14

Para cerrar la jornada, Mercedes Werner, Board Member de FormarHub llevó a cabo un taller sobre colaboración entre sectores educativos.

En el segundo día participaron en el primer panel Luis Bullrich, Jefe de Gabinete del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina y Natalia Ariza, ex Viceministra de Educación Superior de Colombia, quienes dialogaron con los jóvenes sobre la importancia del liderazgo educativo desde el sector público.

Luego, Paola Portillo, de Todos por la Educación, Colombia, Ricardo Pineda Vila, Co-founder de  EDUEMPLEA y Jonathan Duarte, Chief Executive Officer de Escala Educación, todos miembros de la red Leading Education,  presentaron sus proyectos en el panel de experiencias exitosas en la región.

15Para finalizar la conferencia, se llevó a cabo un último taller para el fortalecimiento del proyecto de vida auspiciado por EduEmplea.

A lo largo de los dos días se destacó la importancia y necesidad de construir un nuevo liderazgo educativo para América Latina. EL compromiso de los jóvenes dejó de manifiesto un futuro auspicioso para la región. Los participantes se comprometieron a darle seguimiento a la red en sus países y colaborar así a identificar nuevos líderes que estén emprendiendo en educación y para quienes espacios como este son un apoyo fundamental.

 

0 482

En esta nota me ocuparé de observar el fenómeno de la transformación de la escuela secundaria desde la perspectiva de la política educativa. Esto supone hacerse las siguientes preguntas: ¿en qué dirección deberían moverse las escuelas secundarias en Argentina? ¿Cuáles deben ser sus horizontes de sentido? ¿Cómo se pueden materializar esos horizontes en gran escala, de manera sistémica?

El punto de partida de estas observaciones es realista. Las escuelas secundarias de hoy viven una profunda crisis de sentido. Muchos en ellas no saben realmente qué pasa allí. Alumnos y docentes viven situaciones de perplejidad, rodeados de rituales que ya no funcionan. Disciplinas como compartimentos estancos, contenidos enciclopédicos desligados de la fascinación de las ciencias y las artes, exámenes como pruebas de obstáculos en una carrera por pasar el año. Estos dispositivos pedagógicos y organizacionales están viejos y gastados. Funcionaron quizás en otra época y para pocos. Hoy no funcionan para muchos ni para pocos.

Pero esa no es toda la historia. La escuela secundaria también ha sido conquistada como un derecho. Un dato que me gusta mencionar es el siguiente: un 40% de los alumnos que asiste a la escuela secundaria hoy es hijo de padres que no llegaron a pisar la secundaria (apenas tienen primaria completa o incompleta). Casi uno de cada dos alumnos que vemos todos los días en la escuela son primera generación de secundaria. Para ellos esta escuela es mejor que la de sus padres por el simple motivo que sus padres no tuvieron escuela.

Este doble realismo nos lleva a las políticas posibles y necesarias. Aquí mis observaciones se basan en estudios previos sobre las reformas educativas en América Latina. Recorriendo países y sistemas educativos veo tres grandes caminos para transformar la educación secundaria a gran escala.

El primero es el camino del ordenamiento y la creación de la unidad escuela. Esto implica reformas para lograr que los profesores concentren sus horas en la misma escuela designados por cargo y con horas pagas para trabajar en equipo. También supone formar y seleccionar muy bien a los directivos para que puedan construir con equipos más integrados y estables un proyecto institucional. Esto debería traducirse en menos ausentismo y más concentración en la tarea integral de acompañar a los alumnos en su trayectoria de aprendizaje.

El segundo camino es mejorar y hacer más justo el sistema vigente. Una vez que las escuelas tienen equipos estables, con directivos que tienen formación para la conducción y, en lo posible, con tiempo institucional para potenciar la integración de ambos en un proyecto, es clave dar contenido y potencia a esos proyectos. Esto implica capítulos fundamentales: mejor formación inicial y continua, materiales gratuitos masivos de calidad y apoyo integral a las escuelas en sectores más vulnerables. Aquí entra también una herramienta reciente: los planes de mejora con financiamiento estatal, que permiten potenciar proyectos de tutoría con los alumnos y desarrollar proyectos institucionales.

El tercer camino es transformador. Es el camino de la revisión profunda del sentido de la escuela secundaria. Este camino supone revisar los fines, los contenidos curriculares, la propuesta de la escuela secundaria En vez de una orientación centrada en contenidos medidos por exámenes, la escuela debería crear capacidades de actuar en los alumnos, motorizar fuerzas para diversos escenarios, crear nuevas habilidades para un entorno cambiante. Para ello no alcanzará con “renovar” la currícula. Será necesario un nuevo esquema organizacional más flexible, orientado en base a proyectos interdisciplinarios; desafíos donde los alumnos sean colaboradores, tutores y creadores de sentido; nuevos usos de los tiempos, espacios y agrupamientos; la creación de un sistema complementario de aprendizaje digital para aprovechar a fondo las nuevas tecnologías.

De este tercer camino he visto experiencias interesantes en una escala todavía reducida: las escuelas de tiempo integral en Pernambuco y Ceará de Brasil, las escuelas Innova de Perú, las Proa de Córdoba, las escuelas digitales de San Luis. Son experiencias que están diseñadas para escalar, no casos individuales sueltos.

Estas breves observaciones intentan demarcar la cancha de la escuela secundaria. Pueden ser vistas como tres etapas temporales que se pasan la posta como bisagras de una a otra. Pero también pueden pensarse como tres estrategias paralelas basadas en un diagnóstico previo. Donde estén ya instaladas las bases institucionales y el potencial transformador se podría asumir el desafío de dar un salto más profundo hacia un cambio de modelo, mientras en otros casos se buscaría fortalecer los capítulos más tradicionales.

Me gusta pensar que la segunda vía es la más aconsejable. No ir en etapas temporales sino avanzar en paralelo en base a diagnósticos y construcción de capacidades. Las políticas no pueden ser pensadas como bloques únicos e idénticos para todos. Sí, habrá contradicciones entre escuelas que tienen distintos principios organizacionales y curriculares. Sí, habrá variedad de modelos, tensiones y dilemas. Pero los tiempos cambian demasiado rápido para esperar a que todas las escuelas estén en igualdad de condiciones y todos los docentes tengan la misma formación para avanzar en cambios posteriores.

Lo que requerirá esta generación de políticas “tri-dimensionales”, operando en tres planos paralelos al mismo tiempo, es un doble principio sistémico: de justicia y de puentes. De justicia para no crear nuevas brechas sino reducirlas. Las escuelas transformadoras deberían empezar por los núcleos sociales más castigados, como lo han ejemplificado las nuevas escuelas secundarias de universidades públicas en el conurbano bonaerense. Y de puentes para no crear islas dentro del sistema: quienes estén innovando deberían dialogar con los demás, crear redes sistémicas de intercambio.

Esta nota sólo deja los esbozos de un mapa. Allí veo tres caminos de política paralelos y puentes para crear transformaciones viables y justas. Es una construcción compleja y desafiante. Tanto como imperiosa es la necesidad de repensar la estructura y el sentido de la escuela secundaria.

*Axel Rivas es docente e investigador. Director del programa de Educación del CIPPEC.

Es integrante del Consejo Pedagógico de Fundación VOZ.

Original posted by: Transformar la secundaria

0 452

El establecimiento República de Alemania, de Santiago, convierte el 21 de mayo en un fecha de acercamiento entre los niños chilenos y peruanos.

Qué duda cabe, el 21 de mayo es una de las fechas de mayor importancia para Chile, está sólidamente incorporada al ideario nacional y es representativa de la voluntad de sacrificio y del heroísmo de los habitantes de este país.

Pero es también la efeméride que recuerda un conflicto bélico, por cierto, ocurrido hace más de cien años, con dos de nuestros países vecinos. Este último aspecto es comúnmente rescatado por muchos establecimientos escolares donde los niños dibujan a Arturo Prat con la espada en ristre, saltando a la cubierta del Huáscar, o recuerdan en un mapa de la bahía de Iquique el recorrido de los buques que protagonizaron el famoso combate naval.

La escuela República de Alemania no es uno de ellos. Situada en pleno corazón del barrio Yungay, esta unidad educativa -de más de 59 años de antigüedad- se distingue por acoger alumnos de diversas nacionalidades latinoamericanas en sus aulas. De hecho, más del 50% de sus alumnos son extranjeros y, de entre estos, la gran mayoría es de nacionalidad peruana. Esto plantea un desafío que terminó influyendo decisivamente en la dinámica de trabajo del establecimiento y su proyecto educativo.

De partida, todos los lunes se da comienzo a la semana cantando. “Es el día en que nos dedicamos a cantar”, cuenta el director, Leopoldo Cerda. Se cantan los himnos de Chile, Perú, y también el de la escuela. Esto ocurre religiosamente a las 8:20; si llega alguien después de esa hora tiene que esperar a que la ceremonia termine, “así se trate del Presidente de la República”, porque “como son himnos patrios merecen el máximo de respeto”.

Padres participativos

Los papás tienen el hábito de entrar a la escuela a dejar a los niños hasta la misma formación cada mañana y participan en diferentes actividades multiculturales durante el año, como el día internacional de las fiestas costumbristas, en las que cada familia aporta platos típicos de su región de origen. Estas celebraciones suelen convocar también a colegios que tienen nombres de países y que en consecuencia organizan bailes de acuerdo con la nación que representan. Notable excepción, en este sentido, es la de la escuela República de Alemania, que contribuye exponiendo la muy rica tradición peruana.

Leopoldo Cerda es, a juicio de su secretaria Hilda González, “un director de patio”, que pasa poco tiempo en su oficina. En efecto, quien trate de ubicarlo tendrá más éxito si lo busca en las salas de clase, donde toma controles de lectura o incluso hace clases él mismo. “Los alumnos extranjeros se sienten acogidos con nosotros -cuenta Leopoldo-, y como le hemos dado un sello intercultural a la escuela, aquí el 21 de mayo se recuerda más que se celebra”. Por razones de calendario escolar el establecimiento ha planificado diferentes actividades durante mayo, declarado “Mes del mar”. El foco de la actividad central es la carta enviada por el almirante Grau a doña Carmela Carvajal, luego de la muerte en combate de Arturo Prat. “Es un gesto de fraternidad y no de pelea -dice el director-, con el que queremos rescatar que un señor del Perú saluda
respetuosamente a una viuda chilena; así destacamos más la amistad que el conflicto histórico que hayamos podido tener en ese momento”, aclara.

Original posted by: Educar Chile